27 oct. 2011

En reparación... por reparación...




Lo que no se cuida,

languidece y finalmente...

muere.

Al contrario, lo que se cuida... ¡brilla!

2 comentarios:

ma_demoiselle dijo...

Esto no lo comento, que me pondría triste... muchas cosas rotas, por dentro, por fuera, por todas partes...

:-(

Hogar virtual de Domina Azu dijo...

Bueno, con un poco de loctite, unas tiritas y muchas risas todo acaba recomponiendose.
Las cicatrices nos dan sabiduria. Miralo en positivo.
Este blog no deja de ser una gamberrada, nunca te lo tomes demasiado en serio.