19 nov. 2010

Vuelvo

Si las crisis personales y emocionales se miran de frente puede pasarte como a Perseo con la Gorgona: que te vuelvas de piedra, o puede pasarte que descubras lo que Yo: que los árboles impedían ver el bosque.

Y ahora que lo veo, además al final del otoño, veo que es un bosque magnífico.

Mil gracias a aquellxs que habeis estado ahí. 
Habeis sido muy valiosos para mi.
Gracias de corazón.
Vuelvo.

Aquí los árboles:


 Aquí el bosque. Diferentes... ¿cierto?