21 nov. 2010

Y llega un día en el que te encuentras con un momento hito.
Te lo topas.
¡Zas!.

Un ritual.
No tuyo.
Ajeno.

Y te encuentras que tu lo sabes/sabías y la protagonista del ritual, la que va a vivir su momento hito, no lo sabe / sabia.

¡¡¡¡Juasssssssss!!!!.

Ejercicio de discreción.

Again.

Y ese día, unx amigx te invita a compartir prisionero.

Y logras que, durante un rato, se cambien las argollas por los nudos y el hierro por el cañamo y el yute.

Y ese día piensas:

¡bendita crisis que me permite estos cambios y esta ampliación de horizontes!

¡No hay nada como recuperarse /recomponerse /reinventarse!

No hay comentarios: