22 oct. 2012

Sólo un instante.

En ocasiones, hay cuerpos que te pertenecen, aunque sólo sea por un instante.

A fin de cuentas, nadie tiene absolutamente a nadie.

Los tiempos de la esclavitud ya se fueron (¡que lastima!).



En otras, un cuerpo ajeno, te despierta un inmenso deseo de posesión.
Pedí permiso y me permitieron atrapar un instante.
Sólo un instante.


Y eso es lo que comparto hoy.
Una imagen capturada en un sólo instante.
Con el permiso de su Dom.


Gracias.


2 comentarios:

efe{LL} dijo...

Solo un instante de posesión.

Saludos

Hogar virtual de Domina Azu dijo...

Si. El que me regalo la cámara. Pero hay instantes que son muy valiosos. N`est pas?