2 ago. 2012

Esto es el principio de la entrega tal y como tú lo escribes/describes:

Acumulo ansiedades y deseo, y me vuelvo a perder... Se me clava tu negativa de otro beso más y me desasosiego porque lo ansío... Definitivamente, me he vuelto loca. Últimamente se me escapa todo de las manos y de la cabeza.Creo que son las hormonas con su particular contubernio las que deciden por mí. Me siento presa en una jaula de deseos que no puedo, que no sé manejar, que descontrolo y que me arrastran. Nunca me había sentido así. Me preocupa esta sensación de desconocerme tanto, de revelarme otra, tan igual y tan diferente o quizá sea el hecho de estar frente al proceso de asunción de ese conocimiento que permanecía inconcluso por el MIEDO.


Las hadas sin talento no sabemos escalar pendientes de hielo porque no podemos volar con las alitas congeladas, y el polvillo mágico se crioniza a baja temperatura. Hecho de menos desplazarme en los nenúfares y mi dedal de néctar de fresas silvestres y, además, mis piecitos están helados...y, a pesar de todo, sigo pensándote...

No hay comentarios: